Desde # 1997

WASTE Magazine

WASTE Magazine




LINCE IBÉRICO

LA RECUPERACIÓN DE UNA ESPECIE

El más elegante depredador ibérico vuelve a ocupar parte de sus territorios gracias a los programas de recuperación y reintroducción

CACHORROS, EL FUTURO DEL LINCE

LITIO, EL LINCE VIAJERO

Datos, fotos, reportajes...

FOTOGALERÍA:
LITIO DESCANSA DE SU PERIPLO







Kingdom: Animalia / Phylum: Chordata
Clase Mammalia / Orden Carnivora
Familia Felidae

Lynx pardinus (Temminck, 1827)
Lince ibérico
Spanish Lynx


El lince Ibérico (Lynx pardinus) es una especie que se encuentra gravemente amenazada por causas tan diversas como la pérdida de hábitat, el aislamiento de sus poblaciones, la disminución del alimento disponible por la regresión de su especie-presa básica (el conejo), así como por la mortalidad no natural de ejemplares (atropellos, cepos, disparos, entre otros).
Amenazada. Especie amenazada de extinción con la categoría de 'en peligro' (junio 2015)


Programa de recuperación y reintroducción de la especie. Proyecto Life IBERLINCE
La puesta en marcha de los proyectos en el año 1994, ha generado la recuperación de la especie, que ha recuperado territorios en Andalucía, Extremadura y Portugal.


Reportajes, datos y noticias en Waste Magazine




VÍDEOS *

LITIO, EL LINCE VIAJERO, DESCANSA EN EL CREA DE GRANADA TRAS SU PERIPLO DE MÁS DE 1.000 KM.
VÍDEO: J. E. GÓMEZ




Foto: Programa de Conservación del Lince Ibérico

CACHORROS, EL FUTURO DEL LINCE IBÉRICO

La alta supervivencia de los nuevos cachorros pronostica la reconquista de sus territorios en Andalucía oriental

El centro de la Olivilla de Jaén y el Blanqueo de Granada, se consolidan como centros de cría y de recuperación tras accidentes y ‘escapadas’

Por JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE
Sierras bajas con matorral y sotobosque, alejadas de núcleos urbanos, espacios de  bosque mediterráneo, adehesados de forma natural o por el efecto de la agricultura tradicional, son territorios a reconquistar por el lince ibérico, el mayor felino depredador de la península que intenta recuperar sus ancestrales tierras tras décadas casi desaparecido de la geografía nacional, especialmente del oriente andaluz. Desde que en el año 2015, esta especie, Lynx pardinus, logró rebajar su categoría de amenaza desde ‘en peligro crítico de extinción’ a solo ‘en peligro de extinción’, crecieron las esperanzas de recuperación y repoblación de sus áreas naturales de distribución. Ahora, cuando se conocen los datos de desarrollo del Programa de Cría en Cautividad de la temporada 2017-2018, las posibilidades de éxito se disparan. Según los datos aportados por el Ministerio para Transición Ecológica, “la temporada de cría del lince ibérico se cierra con 39 nuevos cachorros”, lo que supone incrementar las posibilidades de la expansión futura de la especie.

Durante esta última temporada fueron 49 los cachorros nacidos en los centros de cría, especialmente en la Olivilla de Jaén, en Cazorla, y el Acebuche de Doñana. De ellos, según los datos del MITECO, 39 lograron sobrevivir, lo que significa que un 80% de los nacimientos logra sobrevivir y desarrollarse, una cifra muy superior al promedio de los últimos 14 años, que es del 75%. A mediados de julio, cuando termina la temporada reproductora, las camadas superaron el periodo agonístico que sufren alrededor de la séptima semana de vida, otro momento crítico para la supervivencia de los cachorros. “Se han emparejado 23 hembras reproductoras, al igual que en los años 2016 y 2017, buscando un equilibrio entre obtener el mayor número de cachorros posible y asegurar una buena calidad en la preparación de los que vayan a ser liberados en el medio natural”, afirman los responsables del programa, que señalan que entre los ejemplares emparejados, era el primer año reproductor para cinco hembras. “La probabilidad de que las hembras primerizas saquen una camada adelante es bastante baja, como hemos visto en temporadas anteriores, pero este año ha sido inusualmente bueno y cuatro de ellas (Madroña, Junquinha, Juncia y Kaida) han conseguido tener descendencia, cuidando todas ellas perfectamente de sus cachorros”. En el centro de la Olivilla de Cazorla, esperan que la próxima emporada, una hembra procedente de una de las poblaciones silvestres y que ya forma parte del programa reproductor por sus cualidades genéticas, logre sacar adelante sus camadas”.

Los datos aportados por el Ministerio para la Transición Ecológica, que a través de la Fundación Biodiversidad, los programas europeos Life y la Junta de Andalucía, mantienen desde hace décadas la recuperación del lince como una de sus prioridades en cuanto a biodiversidad se refiere, son un acicate para continuar con una de las cuestiones más importantes del programa para salvar el lince ibérico, la reintroducción en los territorios que fueron habituales para la especie. Por el momento los programas se centran en sierras y espacios de Andalucía Occidental, Sierra Morena y parte de Jaén, pero en perspectiva se encuentran otros de Andalucía Oriental, como Sierra Arana, en la provincia de Granada, e incluso aledaños de Sierra Nevada. La presencia de ‘Kaa’, un lince que desde Sierra Morena, llegó a Sierra Arana, recuperó el proyecto de repoblar esta sierra granadina. El responsable del proyecto declaró en su momento que solo existía el problema de la antigua carretera de Iznalloz. Si se solventan los pasos de fauna, el lince podría volver a Granada.

El incremento anual de cachorros que sobreviven y llegan a la edad adulta, incrementa las posibilidades de ampliar las poblaciones y sus territorios. También se ha constatado un incremento en los nacimientos en parejas de linces que viven en libertad.


LITIO, DESCANSA DE SU PERIPLO

'LITIO', EL LINCE VIAJERO, DESCANSA DE SU LARGO PERIPLO

Tiene buena salud y se recupera en el CREA de Granada a la espera de colonizar nuevos territorios
Tras su periplo de un año entre Portugal y Cataluña marca una nueva línea de investigación sobre el espíritu 'conquistador' de su especie

Por JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE
Tiene los ojos grandes, una mirada penetrante y fija. Deja claro que es un depredador, que no tiene miedo a pesar de encontrarse privado de libertad en un recinto de cuidados especiales, el lugar hasta donde descansa tras un periplo de casi dos años y recorrer más de un millar de kilómetros de montes y altas sierras, vadear ríos, cruzar carreteras y autovías, sortear ciudades y pueblos, para llegar desde su lugar de origen, Faro, en Portugal, hasta Santa Coloma de Cervelló, en Cataluña. Se llama Litio, es un lince de cuatro años de edad que nació en el centro de cría del Acebuche, en Doñana, y que se ha convertido en todo un hito para la investigación sobre esta especie en peligro crítico de extinción, ya que es el primero que logra realizar desplazamientos tan largos y mantenerse sin graves problemas durante tanto tiempo.



Litio, tras ser capturado en Cataluña, se encuentra en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas El Blanqueo, situado en la localidad de Pinos Genil, Granada. «Está en observación y a la espera de que los especialistas de este centro den el visto bueno para su traslado a Doñana y posterior suelta en el medio natural que los expertos determinen», afirma la delegada de Gobierno de la Junta de Andalucía, Sandra García, que junto a la repsponsable de Medio Ambiente, Inmaculada Oria, y el director del CREA, José María Irurita, visitaban a este ‘lince viajero’, del que afirman que abre una nueva e importantísima línea de investigación, ya que hasta el momento se conocían desplazamientos entre sierras próximas, incluso algunos de ellos habían logrado llegar desde Sierra Morena hasta Sierra Arana en Granada, pero los científicos no tienen constancia de movimientos tan largos como el realizado por Litio, 1.119 kilómetros.
«Está en buenas condiciones, por los exámenes que le hemos hecho aquí en el Blanqueo, los días que llevamos observándolo, creemos que se encuentra perfectamente», afirma la veterinaria del CREA, Nuria Viqueira, que espera que lleguen los resultados de las analíticas que le han realizado para determinar si puede ser trasladado. «Solo esperamos para saber si pudiese tener alguna enfermedad que no vemos y después determinar su traslado», dice la veterinaria, que ha tratado a una veintena de linces en este centro granadino, convertido en uno de los más importantes en el cuidado de esta especie.

Esperanza
Sandra García calificó a ‘Litio’ como el ‘lince de la esperanza’ ya que su periplo y la capacidad demostrada para superar todo tipo de condicionantes,  abre aún más las posibilidades de esta especie para poder adaptarse a las adversidades, un elemento de esperanza para el proyecto de reitroducción del lince ibérico.
Litio pasa la jornada en un recinto con un espacio al aire libre y otro cubierto. Toma el sol, se alimenta y sobre todo descansa y se recupera de sus mil y una peripecias, de casi 24 meses en los que ha tenido que sobrevivir en territorios desconocidos y ecosistemas que no son los suyos. El collar por el que se le realizaba un seguimiento GPS al inicio de su periplo y no se le pudo localizar. Los expertos esperan que el collar, que aún llevaba puesto aunque sin funcionar, puede dar datos sobre el recorrido y circunstancias del largo viaje de este ‘Marco Polo’, de un lince dispuesto a conquistar nuevos territorios, ya que no es la primera vez que Litio intentaba buscar horizontes lejanos.
Cuando por primera vez fue trasladado de Doñana hasta una zona del Guadiana en Portugal, decidió volver a su tierra natal y lo encontraron  ya muy cerca del Acebuche. La segunda vez que fue puesto en libertad, también en Portugal, inició este último periplo por el que se le conoce como el Lince viajero.

22 linces en el CREA de Granada
El Centro de Recuperación de Especies Amenzadas El Blanqueo de Granada, ha atendido ya a 22 linces que han sido llevados desde los lugares donde se encontraban por diversos problemas, desde heridas a atropellos o simples exámenes para comprobar su estado tras ser localizados en el medio natural fuera de sus territorios habituales. Uno de ellos fue el lince que desde Sierra Morena llegó a las inmediaciones de Iznalloz y que supuso un paso adelante en la posible reitroducción de la especie en la provincia de Granada. Otro fue ‘Nublada’ una joven lince hembra ciega, que fue capturada tras comprobarse su problema de visión.
El CREA atendió el año 2017 a 814 animales, de los que 717 eran aves, que son llevadas al centro, la mayoría de las veces, tras caídas de los nidos o colisiones con vehículos o cables.


 

NOTICIAS Y REPORTAJES


ANDALUCÍA, 506 LINCES EN 2020


La población del lince en Andalucía crece un 10,7% y alcanza el récord de 506 ejemplares


La población del lince ibérico en Andalucía ha logrado en 2020 un récord de ejemplares, que refuerza a la comunidad como referente en la conservación de esta especie emblemática. El censo de 2020 elaborado por el Proyecto Life Lynxconnect, que lidera la Junta de Andalucía, señala que la población del lince
ha crecido un 10,7% hasta contabilizarse 506 ejemplares distribuidos por una superficie que supera los 1.600 kilómetros cuadrados. Esto supone un incremento de 49 linces con respecto a las cifras de 2019.
Este aumento del 10,7% de la población total en Andalucía viene dado, principalmente, por el incremento demográfico registrado en el valle de Guarrizas, donde el número de ejemplares censados ha subido más del 40% y se han alcanzado máximos históricos de individuos: 140 ejemplares.

Para la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, este récord en el número de ejemplares de lince ibérico “es reflejo del compromiso y la apuesta del Gobierno de Andalucía por la preservación de una especie única en el mundo”, al tiempo que ha remarcado la colaboración de todos los socios del Proyecto Life Lynxconnect “para sumar esfuerzos y lograr un objetivo común: garantizar el futuro del lince ibérico”.

Así, Crespo ha subrayado el liderazgo de Andalucía para la consecución y puesta en marcha de un nuevo proyecto Life “que permite seguir avanzando en la conservación del felino”. A este respecto, la consejera ha resaltado que los datos del censo de 2020 suponen “un gran paso” para lograr que la Unión
Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN) recatalogue el lince, para que pase de estar declarada ‘especie en peligro de extinción’ a ‘especie vulnerable’.

En este sentido, el censo de 2020 ha arrojado cifras históricas de población en el global de la Península Ibérica al contabilizarse 1.111 ejemplares (971 en España). Esto significa que casi la mitad de los linces registrados en toda la Península se localiza en territorio andaluz.

124 hembras reproductoras
Entre los datos de este censo, sobresale el número de hembras reproductoras contabilizadas en Andalucía. Son 124 ejemplares, cuatro más que en la última actualización. Este incremento es especialmente relevante. Además de confirmar que la comunidad concentra el mayor número de hembras reproductoras
-hay 239 en toda la Península-, es imprescindible para conseguir que la UICN recatalogue el lince, ya que el requisito indispensable es mantener 125 hembras reproductoras durante al menos cinco años consecutivos.

Por áreas, Andújar- Cardeña, es la que alberga un mayor número de efectivos. El número de hembras reproductoras se mantiene estable desde 2011 entre los 50 y los 60 ejemplares, aunque la productividad se ha incrementado en 2020 significativamente respecto a la media de los últimos 10 años, lo que ha
supuesto llegar a máximos históricos con un total de 216 ejemplares y 76 cachorros.

En Guadalmellato, por el contrario, se han censado 51 ejemplares, lo que implica un descenso de 9 individuos respecto a 2019, si bien los números de hembras reproductoras, 16 ejemplares, y de cachorros, otros 16, suben ligeramente.

El valle de Guarrizas es el área que ha registrado un mayor incremento poblacional, superior al 40%, alcanzándose máximos históricos de individuos. En total 140 ejemplares, 33 son hembras reproductoras y 45 cachorros. En 2020 el crecimiento de la población andaluza se debe principalmente al incremento
registrado en este núcleo.

En cuanto a áreas de colonización, la Sierra Norte de Sevilla se va consolidando como un nuevo núcleo de presencia con 14 ejemplares y 2 hembras reproductoras. Este hecho aumenta la conectividad entre Doñana y Sierra Morena oriental, facilitando el intercambio genético entre subpoblaciones.

Este fenómeno es indicativo de que el objetivo que se ha planteado en el proyecto Life Lynxconnect de conectar las diferentes áreas de presencia y reintroducción, es posible.

Doñana
En Doñana-Aljarafe, por su parte, la población se ha estabilizado en torno a los 80/90 ejemplares. Este núcleo continúa aislado al sur de la A-49 con dificultad de expandirse hacia el norte, donde el conejo es muy escaso. Aun así, se siguen confirmando movimientos de animales, principalmente hacia el de Vale
do Guadiana en Portugal.

En cuanto al resto de la Península Ibérica, en el parque natural Vale do Guadiana (Portugal), han sido censados 140 ejemplares. En Extremadura, cuya principal área es el valle del Martachel (Badajoz), se han localizado 141 ejemplares. Y en Castilla La Mancha se han contabilizado 327 ejemplares, que se reparten entre los núcleos de Montes de Toledo -145 ejemplares- y Sierra Morena de Ciudad Real -182 ejemplares-.

De esta forma, el núcleo de Sierra Morena Oriental, donde existe un intercambio fluido de ejemplares entre el núcleo remanente de Andújar -Cardeña y los que se crearon mediante reintroducción -Guadalmellato, Guarrizas y Campo de Calatrava, en Ciudad Real- alberga más de la mitad de la población total de
lince ibérico.

Además, desde 2011 se ha detectado su expansión hacia los olivares del pie de sierra, fundamentalmente en el área de Andújar-Cardeña, lo que demuestra que el lince ibérico cuenta con una mayor capacidad de adaptación de lo que se creía inicialmente y que puede utilizar ciertos hábitats que antes se
consideraban inadecuados, siempre que existan poblaciones de conejos de alta densidad.




 

Lynxconnect
Durante los próximos años las tareas de seguimiento de la especie continuarán en el ámbito del Proyecto Life Lynxconnect, donde se trabajará asimismo en afianzar e incrementar la situación demográfica del lince ibérico.

Lynx Connect es un proyecto de cooperación transnacional que abarca todo el área de distribución de la especie, en el que participan administraciones ambientales y con competencia en carreteras de dos países y cuatro comunidades autónomas (España, Portugal, Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura y
Murcia); organizaciones no gubernamentales del sector medioambiental (Adenex, WWF-España y Fundación CBD-Hábitat); representantes del sector cinegético, Fundación Artemisam, empresas privadas (Fotex y Fomecam Terra) y que cuenta con el apoyo científico del Consejo Superior de Investigaciones
Científicas – Estación Biológica de Doñana.

Su reto principal alcanzar una población autosostenible y que sea genéticamente viable de lince ibérico, consolidando las poblaciones que existen en la actualidad en Andalucía, Castilla La Mancha, Extremadura y Portugal, además de crear otras dos, una en Murcia y otra en Sierra Harana, en Granada.

Asimismo, en el marco del Lynxconnect se continúa trabajando en reducir las amenazas a las que se enfrenta la especie, como la baja diversidad genética, la disponibilidad de presas y la mortalidad no natural.



Kaa, camina por un paso de fauna bajo la autopista A-44 Granada-Madrid en septiembre de 2015

GRANADA TERRITORIO DE LINCES

El viaje de ‘Kaa’ desde Sierra Morena reaviva la inclusión de la provincia como hábitat para este felino ibérico amenazado de extinción
El director del proyecto Life-Iberlince cree que Granada podría volver a tener linces en el área de Sierra Arana si se consigue desdoblar la carretera de Iznalloz
Por JUAN ENRIQUE GÓMEZ Y MERCHE S. CALLE
La presencia durante casi un mes de una lincesa llamada Kaa en las proximidades de la Venta de la Nava y la sierra de las Cabras, entre Deifontes y Sierra Arana, ha reabierto los expedientes e investigaciones que se realizaron hace tres años para convertir esta zona de la provincia de Granada en territorio de linces y uno de los lugares donde reintroducir ejemplares de este felino ibérico amenazado de extinción con el objetivo de conseguir el desarrollo de poblaciones permanentes de una especie protagonista de uno de los programas de recuperación de fauna autóctona más importantes de Europa. Kaa, con su viaje de más de 100 kilómetros desde el río Guadalmellato, en Sierra Morena, hasta tierras granadinas, antiguo hábitat de sus congéneres, ha conseguido que se vuelva a estudiar una parte del proyecto que había sido aparcado sin visos de continuidad.

VÍDEOS *

KAA, IMÁGENES DEL LINCE QUE VIAJÓ DESDE CÓRDOBA A GRANADA
VÍDEO: Imágenes tomadas por David Quirantes el 20 septiembre de 2015 en las proximidades de Sierra Arana, Granada....




Miguel Ángel Simon, director de Life-Iberlince para la Recuperación de la Distribución Histórica del Lince Ibérico enEspaña y Portugal, confirma que la zona de Sierra Arana cumple con los requisitos necesarios para poder mantener una población de felinosde esta especie, pero advierte que hay, por el momento, “un peligro potencial que no nos podemos permitir: la carretera entre Iználloz y la A-92,que posee una altísima densidad de tráfico, con más de 4.000 vehículos diarios, aunque el territorio posee la orografíay los condicionantes que estos animales necesitan, como una densidad de conejos importante, matorral, áreas de cultivo entre sierras y caucesde agua, además de ser una zona histórica de presencia de Lynx pardinus (Lince Ibérico)”.

El responsable de los programas de reintroducción tiene puestas sus esperanzas en la obra de desdoblamiento de la carretera. “Puede parecerraro que se diga que es mejor una autovía que una carretera antigua, pero la realidad es que las vía modernas están valladas yademás se construyen con pasos para la fauna, y hemos comprobado que los linces los utilizan para atravesar las autovías, y las antiguasno los tienen, por lo que el peligro de atropello es máximo”. La carretera, confirma Miguel Ángel Simón, pasa junto a zonasde montebajo, cauces de ríos, caminos de ganado, y áreas con una gran cantidad de conejos, “El índice de mortandad no seríaasumible”.  En el caso de que el viejo proyecto de la carretera se active, comenzaránlos contactos con diversos sectores sociales y económicos de la comarca, “ya que todo hay que hacerlo de forma consensuada y conseguirla aceptación de las gentes, ya que por el contrario sería dejar a los linces en un territorio inseguro y sin posibilidades de generaruna nueva población”.

No puede asegurar que la carga genética de la lincesa de dosaños y cuatro meses que decidió buscar nuevos espacios sea la causa de que eligiese una ruta hacia el sur que le llevó hastaGranada, “pero está comprobado que algunos linces, en caminos desconocidos para ellos, pasan exactamente por el mismo lugar que ya utilizaron otrosindividuos de su especie, incluso en el pasado”. Kaa, caminó hasta Granada por sierras, campos, pueblos, áreas industriales, barrancos,vadeó ríos y arroyos, hasta que encontró un hábitat adecuado. “No se puede decir que sea el viaje más largo que ha hechoun lince que abandona su territorio de origen, ya que recientemente recuperamos uno que desde Córdoba llegó a Portugal, pero sí esun viaje cargado de dificultades”.  La posibilidad de que Granada vuelva a ser territorio de linces estáahora en la mesa de los responsables de carreteras que deben activar una obra olvidada y que debería reconvertir la conexión entrela A-44 y la A-92 en la vía rápida que evite el Puerto de la Mora



Un lince ‘perdido’ llega a Sierra Arana
Recorre los campos próximos a Iznalloz tras haber caminado más de 150 kilómetros desde la provincia de CórdobaUna hembra de dos años ha ‘viajado’ desde Sierra Morena hasta territorios granadinos donde la especie desapareció hace  medio siglo 
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle
29 septiembre 2015
Se llama Kaa. Es una lincesa ibérica que lleva aproximadamente un mes en tierras de los Montes Orientales, entre Iznalloz y Sierra Arana. Es la primera vez que se ha constatado fehacientemente  la presencia de un ejemplar de esta especie de felino desaparecido de la geografía granadina durante la mitad del siglo XX. Esta hembra de dos años de edad, considerada un ejemplar «perdido y divagante», según los técnicos del Programa de Conservación y Reintroducción de Lince Ibérico, desapareció de los montes de Guadalmellato, en la provincia de Córdoba, y fue vista por vecinos de la zona de Sierra Arana a principios del mes de septiembre.Según el responsable de Fauna y Flora de la Delegación de Medio Ambiente de Granada, Borja Nebot, «se puso e marcha una operación de localización con los responsables del programa del lince que trabajan en sierra Morena». A la joven Kaa la localizaron en la sierra granadina gracias a que lleva un collar con un emisor de señales de radiofrecuencia, «e incluso pudimos fotografiarla con cámaras de fototrampeo», afirma Nebot, al igual que han conseguido biólogos especializados que han realizado un seguimiento, extraoficial, al animal, e incluso conseguían grabar un vídeo en el que aparece la imagen de la lincesa.

La llegada de un ejemplar de estas características a Granada supone la vuelta, constatada, de los linces a la provincia. Algunos especialistas, como el biólogo, José María Gil Sánchez, aseguran que es el tercer avistamiento que se produce en Granada en el último año, aunque el primero realmente constatado. «Creemos que podría haber otros ejemplares y que la joven hembra no esté sola», dice. Fuentes de la Junta de Andalucía aseguran que se le ha visto «marcar» el territorio, por lo que piensan que puede haber machos en esta zona.
Según los expertos, Kaa ha viajado desde las proximidades del río Guadalmellato hasta Iznalloz. Ha recorrido más de 150 kilómetros en los que existen poblaciones, carreteras, e incluso autovías, para llegar a una zona históricamente de linces, donde aún hay una nutrida población de conejos, su alimento básico, y se dan las condiciones orográficas para el desarrollo de la especie. Es lo que piensa José María Gil, que cree que «Granada tiene una excelente oportunidad de volver a tener una especie tan importante, no sólo en términos conservacionistas o ecológicos, sino también económicos. Por lo que reporta directamente un programa de reintroducción y por el interés turístico que acarrea la presencia de tan llamativo y bello felino».

Especialistas de la Junta de Andalucía, intentarán, posiblemente hoy mismo, capturar a Kaa para devolverla a su territorio de origen. «La tenemos localizada por radiofrecuencia, pero no será fácil capturarla», afirma Borja Nebot, que aclara que es necesario devolverla a Sierra Morena porque forma parte de un programa de reintroducción y «su territorio genético está allí. Un ejemplar no hace una población y aquí corre un serio peligro de ser atropellada, ser cazada o caer en trampas».
Borja Nebot recuerda que la Consejería de Medio Ambiente en Granada ha puesto en marcha un proceso para reavivar la transformación de esta zona en un espacio para la reintroducción del lince, «pero tenemos el problema de la carretera de Iznalloz, la A-308, que se considera de alto riesgo para estos animales, algo que hay que tener en cuenta, pero trabajamos para que Granada llegue a ser territorio para el lince ibérico».
Kaa volverá a Sierra Morena, pero ha encabezado la ‘punta de lanza’ de la reconquista de Granada.


NUBLADA, LA LINCE CIEGA EN EL CREA DE GRANADA (Reportaje completo)

EL LINCE DEJA DE ESTAR EN PELIGRO CRÍTICO DE EXTINCIÓN Y PASA A 'EN PELIGRO'

    Las medidas de conservación realizadas en Andalucía permiten que el lince ibérico deje de estar ‘en peligro crítico’
    La nueva clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) avala el trabajo desarrollado por la Junta
   23 de junio de 2015

El lince ibérico ha pasado de estar clasificado ‘en peligro crítico’ de extinción a sólo ‘en peligro’, según ha confirmado la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), tras evaluar las 77.340 especies incluidas en la Lista Roja que elabora este organismo. Según el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, este hecho viene a respaldar el “buen trabajo que se ha desarrollado desde Andalucía para la recuperación de este felino y por tanto demuestra que las acciones de conservación realmente funcionan”.

Para José Fiscal “en este logro ha tenido mucho que ver los trabajos realizados por la Consejería para recuperar las poblaciones de conejos -la principal fuente de alimento de este felino-, el control de las trampas ilegales y, por supuesto, la cría en cautividad y los programas de reintroducción”.

Este cambio en la clasificación del lince ibérico en la Lista Roja de la UICN su-pone también, según ha señalado el consejero, un reconocimiento a la labor de los técnicos e investigadores que han trabajado durante décadas en la conservación del lince ibérico, tanto a través del Programa de Conservación Ex-situ, como de los diver-sos programas europeos que se han impulsado, como el actual Life+Iberlince, lidera-do por el Gobierno andaluz.

No obstante, el titular de Medio Ambiente ha afirmado que hay que continuar trabajando para asegurar la expansión futura y el crecimiento poblacional de la espe-cie. Para ello es clave “seguir luchando contra la nueva epidemia que diezma las densidades de conejos, minimizar los atropellos de lince con actuaciones en carreteras que incrementen la seguridad vial y, por supuesto, garantizar la supervivencia de los nuevos núcleos de población que se han iniciado a través de la reintroducción y el apoyo social de las poblaciones locales”.

El lince ibérico está restringido a dos áreas separadas entre sí,   Doñana-Aljarafe y Sierra Morena (Guadalmellato-Cardeña-Andújar-Guarrizas), en las cuales trabaja la Junta de Andalucía junto a diversos entidades (Fundación CBDH, WWF/Adena, Ecologistas en Acción, FAC, Ateca y Secem), mediante Proyectos Life Naturaleza,  para conseguir mantener e incrementar las poblaciones del felino en Andalucía.

En Andalucía, según los datos del último censo la población de lince se consolida con 327 ejemplares en 2014, un dato al que hay que sumar el aumento tanto del número de cachorros en libertad como de hembras territoriales.  De ellos, 247 se han localizado en Sierra Morena y 80 en el entorno de Doñana.






GUÍA DE MAMÍFEROS

Especies significativas de la península Ibérica. Datos, fotos, fichas, vídeos




VIDEOCOLECCIÓN



VÍDEOS DE ESPACIOS NATURALES * RUTAS Y PAISAJES

VÍDEOS: Paisajes con Historia, es una serie de reportajes para dar a conocer rutas y parajes con cualidades naturales y patrimoniales. Grabaciones exclusivas de Waste Magazine.
 (Reportajes, fotogalerías y vídeos)




CREA, LA UVI DE LA VIDA SALVAJE
Más de 700  animales heridos encuentran cada año en el CREA El Blanqaueo, un espacio para su recuperación. Las olas de calor incrementan la llegada de ejemplares que necesitan los cuidados  del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas para sobrevivir y volver a su entorno natural




RUTAS, PARAJES Y PAISAJES

Reportajes sobre rutas y lugares de especial interés por su naturaleza e historia. Fotogalerías y vídeos


WASTE * NATURALEZA, MEDIO AMBIENTE

Los datos que necesitas conocer:

Guía de Plantas
Guía de Mariposas
Guía de especies marinas
Guía de Moluscos
Rutas y paisajes
Espacios naturales

WASTE * INICIO


PROMOCIONATE EN WASTE
¿Quieres dar a conocer tus productros, tu empresa ...?


Te ofrecemos la plataforma de WASTE Magazine para promocionar tus productos, actividades empresariales, investigaciones, etc, mediante el sistema de páginas informativas y espacios esponsorizados. es la forma más eficaz y rápida de dar a conocer tu oferta, con tarifas especiales. Contacta con nosotros